Mitos y leyendas sobre la castración

Castración o no castración, That´s the Question!

Clinica veterinaria Mayo. La castración

Existen muchos mitos y leyendas alrededor de si la castración es buena o mala, las cuales quiero aclarar en este apartado.

1.- Si castramos a todos los perros se extinguirá la especie.

Por desgracia la cantidad de animales abandonados es altísima, estando las perreras desbordadas por la hipocresía humana de no hacerse responsable de las crías de nuestras mascotas.

Recordar que un perro o un gato tienen una media de 6 crías por parto.

Existen formas de crianza controlada, para que no exista una sobrepoblación descontrolada. Si nosotros no somos criadores, castremos a nuestra mascota.

2.- Es bueno que tengan una camada para prevenir problemas de salud.

Totalmente falso. Se ha demostrado que los tumores mamarios y uterinos son mayoritariamente hormonodependientes, por lo que aumenta su incidencia con los ciclos estrales.

La mejor opción es castrarlos después del primer celo.

La incidencia de tumores del aparato genital no relacionados con hormonas es bajísima.

3.- Las perras se vuelven incontinentes.

Ciertamente hay animales que tras la castración pueden desarrollar problemas de incontinencia, por pérdida de competencia del esfínter por cese de la influencia estrogénica. Estos casos son de escasa incidencia, relacionados con la edad, y se le tienen que sumar otros factores como antecedentes genéticos, técnica quirúrgica, posicionamiento vesical, sensibilidad a las hormonas, y un largo etcétera.

Por lo general se soluciona dándole una formulación de un estrógeno sintético durante algunas semanas.

En casos muy complejos, puede necesitarse una intervención correctora.

Recordar que la incidencia es muy pequeña.

4.- Los animales engordan.

Es cierto que los animales castrados engordan, cosa que no se puede solucionar con dieta y ejercicio.

5.- Existen “pastillas” para que no tengan el celo y son más baratas que una intervención.

Hay inhibidores hormonales para el celo, ahora bien las utilizamos como herramienta para control puntual de ciclos, un uso continuado acarrea un incremento de la aparición de patologías como tumores mamarios, de ovario, de útero y de las piometras.

Todas estas patologías, amén del riesgo vital que conllevan para el animal, necesitan de una intervención quirúrgica para su resolución con un mayor riesgo, con lo que implica un mayor coste sin tener en cuenta lo invertido en hormonas inhibitorias.

6.- A mi vecina se le murió la perra en el quirófano.

Toda intervención quirúrgica conlleva un riesgo, por eso hay que explorar a los animales antes de la cirugía para asegurarnos de su estado de salud y adecuar la anestesia a sus condiciones vitales.

Siempre castrar cuando son jóvenes tendrá menor riesgo que cuando plantean otras patologías relacionadas con la edad.

No quiero dejar pasar la oportunidad de decir que existen muchas formas de dormir a un animal, y hay que saber cuál es la más adecuada para cada animal, eso reducirá el riesgo vital y diferencia a los profesionales de los “sacacuartos”.

¿Dónde estamos?
Visit Us On FacebookVisit Us On Youtube
¿Cuál es nuestro horario?
¿Qué necesitas?

Correo electrónico (requerido)

Mensaje