Dislocaciones o huesos rotos

El resultado de una caída, accidente o movimiento brusco puede ser una dislocación o ruptura de huesos, siendo la causa más común el atropellamiento, que es precisamente una situación de extrema urgencia y normal­mente requiere primeros auxilios; pero en este caso es necesario evaluar las características de los daños para no agravar la situación del perro. A continuación veremos algunas de las fracturas más comunes y los riesgos que representan:

  • LOMO: Si se rompe la columna vertebral, el daño es muy seve­ro y puede producirse la parálisis de la parte posterior del cuer­po a partir de la fractura, por lo que es necesario mantener inmóvil al perro. Si es necesario moverlo, es preferible arrastrarlo con cuidado hasta una tabla que haga las veces de camilla, para poderlo transportar sin lastimar más la columna.
  • PATAS: Si el perro ha sido lastimado en una de sus patas, habrá que mantenerlo acostado y envolver el miembro dañado con una toalla, de manera que tenga el menor movimiento posible, sobre todo si notamos que el hueso sobresale de la piel.
  • COSTILLAS: Si se sospecha que se han fracturado algunas cos­tillas, lo que debemos hacer es envolver la caja torácica del pe­rro con vendas elásticas u otro material a la mano, procurando que el vendaje quede firme pero no demasiado apretado. Si el perro tiene dificultades para respirar, es de suponerse que una costilla rota ha perforado un pulmón; en este caso hay que mo­verlo lo menos posible hasta que llegue la ayuda veterinaria.
  • COLA: La fractura más común de los perros es en la cola, pues fácilmente se les atora al jugar o saltar, y también es muy fre­cuente que se les atrape la cola con la puerta del auto. Si se percibe una fractura, lo único que se puede hacer es entablillarla para evitar el movimiento y llevar al perro al veterinario.

En todos los casos en que se sospecha fractura o dislocación, el perro debe ser auscultado por el veterinario y no es conveniente darle nada de comer o beber con anticipación, pues es probable que se le tenga que anestesiar, ya sea para operar, o simplemente para revisarlo, pues en estado consciente el perro no lo permitiría.

¿Dónde estamos?
Visit Us On FacebookVisit Us On Youtube
¿Cuál es nuestro horario?
¿Qué necesitas?

Correo electrónico (requerido)

Mensaje