¿Qué es la rabia?

1.- ¿Qué es la Rabia?

Es una enfermedad causada por la familia Lyssavirus, del orden rabdoviridae.

Afecta a casi la totalidad de mamíferos terrestres y aéreos, ahora bien no todos son vectores de transmisión y solo actúan como hospedador definitivo (padece pero no transmite).

De los animales que pueden transmitir el virus clásico de la rabia, el principal agente que afecta al hombre, son el perro, gato (menos efectivo en esta tarea aunque en algunos casos es el principal agente vector del brote) y el hurón por ser susceptible de contraer diferentes agentes víricos.

En otro orden indicar la importancia de transmisión por animales salvajes, donde destacaremos al zorro y en menor medida a otras especies como tejones o mangostas, así como la incidencia de los murciélagos: estos sufren una gran variante de virus de la rabia, pero su incidencia en el hombre, aunque no exento, es bastante anecdótica a excepción de las zonas donde existen murciélagos hematófagos.

2.- ¿Por qué es importante la Rabia?

Esta enfermedad se tiene constancia de su existencia desde hace 4000 años, ya que documentos babilonios y egipcios la recogen. Y ya en el siglo VI se tiene clara la transmisión por saliva de perros enfermos.

En la actualidad según la OMS la mortalidad ronda las 60.000 personas al año, pero debido a la falta de datos en diferentes regiones del mundo, se estima que la cifra ronda las 100.000.

2.1.- Formas de contagio:

Se definen dos ciclos de transmisión, el ciclo silvestre y el ciclo urbano.

A.- Ciclo silvestre:

Es el que se da en la naturaleza, entre los animales que viven en libertad. En este ciclo existen dos agentes principales, lobos y zorros. Como cánidos son los principales reservorios de la enfermedad en la naturaleza, y son los principales transmisores a otros mamíferos silvestres o domésticos.

B.- Ciclo urbano:

Este ciclo es el que afecta a las especies domésticas y es el principal foco de contagio para el hombre. En este ciclo el principal agente es el perro y en menor medida el gato y el hurón. El motivo de salto de la naturaleza al ámbito urbano es la presencia de animales vagabundos y/o con tacto con zonas periurbanas, donde se pueden poner en contacto con animales silvestres que transmitan la enfermedad.

2.2.- ¿Cuál es la situación de Europa y España?

La Europa occidental y el resto de países desarrollados se consideran zonas donde la Rabia está bien controlada, PERO NO EXENTA, en todo BIEN CONTROLADA de casos en la denominada  rabia urbana (la que afecta a perros y al hombre principalmente). En Europa continental se declararon en 2012 6.061 casos (50% aprox. en animales salvajes, 9 en personas) y 46 en murciélagos, destacando que estos casos se dan principalmente en la zona oriental.

En España se declara el último brote oficial en la provincia de Málaga en el año 1977, con el fallecimiento de 1 persona, desde entonces en la España continental no se ha declarada ningún caso de origen autóctono, aunque es de todos conocido el caso de Toledo que se determinó su origen en Marruecos.

En este punto hay que hacer hincapié del hecho de que el periodo de 1975 a 2013 se ha declarado en Ceuta y Melilla 106 casos de Rabia (perros (98), gatos (6) y caballos (2)).

Con esto aclarar que la situación de nuestro país y nuestra región es delicada ya que tenemos cerca una región con problemas importantes con respecto a contagio urbano (norte de África).

3.- Prevención:

Las recomendaciones de la OMS para el control efectivo de transmisión de la Rabia al hombre constan de 2 puntos: control de animales vagabundos (función principal de las perreras) y vacunación de PERROS, gatos y hurones.

La eficacia de control en Europa es gracias a la combinación efectiva de ambas facetas.

4.- Legislación andaluza.

En nuestra región, debido a la zona de riesgo próxima del norte de África, la vacunación es OBLIGATORIA sin excepciones, no es con motivo de “sacar dinero” los veterinarios, ni la Rabia es una enfermedad inventada por los vets, es un riesgo controlado gracias a la vacunación periódica.

La  vacunación es anual y en caso de primovacunación es requerida una segunda dosis a los 30 días.

Son vacunas con registro oficial, por lo que el acto debe estar recogido en la base de datos del microchip. NO SE PUEDE VACUNAR SIN IDENTIFICAR. En el pasaporte se registra un sello con un número de acto clínico que es el que se notifica en la base de datos. SI NO SE NOTIFICA NO CONSTA COMO VACUNADO.

A continuación, puedes descargar un pdf sobre la obligatoriedad de la identificación y vacunación de los animales, recogido en el BOJA.

Puedes descargarte un dossier completo aquí.

Y aquí tienes enlace a dos vídeos explicativos sobre la rabia. Si no te quieres perder ninguno más, suscríbete a nuestro canal de Youtube:

¿Dónde estamos?
Visit Us On FacebookVisit Us On Youtube
¿Cuál es nuestro horario?
¿Qué necesitas?

Correo electrónico (requerido)

Mensaje