INMUNODEFICIENCIA FELINA

¿Qué es?

Es un síndrome provocado por un virus, denominado virus de la inmunodeficiencia felina o VIF.

Este agente afecta a todos los felinos, ya sea el gato doméstico como tigres, panteras o hienas, pero SOLO AFECTA A LOS GATOS.

¿Qué tipo de virus es?

Este Agente pertenece a la familia retroviridae, por lo que se conoce como retrovirus. Esta es la principal característica del virus, es capaz de introducirse en el ADN del gato, como un gen más y estar el resto de la vida del animal con él.

(Ciclo de desarrollo de la enfermedad)

¿Cómo detectamos el virus?

Ante la sospecha de un caso de VIF, la primera respuesta es la realización de un test rápido (10 minutos) ELISA con una muestra de sangre del animal. Si esta nos deja alguna duda se procede a la elaboración de una prueba más selectiva de PCR en laboratorio externo.

En animales menores de 6 meses, los resultados si pueden arrojar falsos positivos, por transmisión de anticuerpos maternales a través de leche o placenta, pero no se transmite el virus. En estos casos se recomienda realizar un nuevo test pasados varios meses para verificar la presencia del virus mediante la detección de anticuerpos propios del animal.

TRATAMIENTO

El tratamiento se basa en la administración de terapias coadyuvantes de los síntomas que manifieste el animal, ya que la sintomatología es muy diversa.

Existen terapias más directas frente al virus, tanto dietéticas como una dieta rica en lisina, como farmacológicas con la administración de inmunoferones, que son sustancias que inhiben la entrada del virus en la célula animal.

IMPORTANTE: ESTA ENFERMEDAD NO TIENE CURA DEFINITIVA.

MANEJO

El objetivo del manejo es mejorar las condiciones de vida del animal. Con una buena alimentación, un ambiente controlado y seguro para el individuo, que reduzca las condiciones de estrés social y ambiental, mejoraremos las condiciones inmunitarias del gato, reduciendo así el riesgo de una activación del virus y de una nueva crisis.

Los animales castrados reducen su estrés sexual, así como desaparece el apareamiento y las peleas que suele haber alrededor de esta, con lo que reducimos las formas de contagio (ver video sobre las formas de contagio).

El control sanitario del animal, con chequeos anuales, nos va ir dando pautas sobre su estado orgánico, con lo que nos facilita la instauración de pautas preventivas para mejorar las condiciones fisiológicas.

Una buena higiene de la zona donde realiza su vida, con desinfección normal, es suficiente para controlar la diseminación del virus, ya que es un agente infeccioso muy lábil, por eso el contagio se produce por un contacto estrecho entre dos animales.

¿Dónde estamos?
Visit Us On FacebookVisit Us On Youtube
¿Cuál es nuestro horario?
¿Qué necesitas?

Correo electrónico (requerido)

Mensaje